Juegos On Top

6 abr. 2015

Secciones: , , , , , ,

¿Qué fue de... Hudson Soft?

6 abr. 2015
Fundada en 1973 en Tokio, Hudson Soft fue un estudio que para el gran público ha podido pasar desapercibido pero que al igual que muchas otras grandes compañías japonesas como Nintendo, Namco o Taito, vivió durante la década de los 80 su mejor momento creativo y logró hacerse un hueco en el mercado de las consolas de aquel entonces. Pero ¿quiénes eran Hudson Soft? ¿cómo fue su trayectoria comercial y cuál es su situación actual?.

En los primeros años tras su fundación, Hudson Soft, conocida inicialmente sólo como Hudson, se dedicaba fundamentalmente a la comercialización de productos relacionados con la informática. A partir de 1978 su modelo de negocio comenzó poco a poco a enfocarse hacia la creación de videojuegos, pero no sería hasta 1983 cuando comenzaría a ganar notoriedad en el mercado como fabricante de software.

Durante ese año creó para NEC PC el que probablemente ha sido su título más reconocido a nivel mundial y el que pasaría a convertirse en uno de los iconos del mundo de los videojuegos: Bomberman. 

El popular juego de acción y estrategia ha visitado desde ese entonces prácticamente todos los sistemas lanzados al mercado siendo una de sus últimas incursiones como no podía ser de otra forma, los smartphones.

Uno de los últimos intentos de Hudson por reinstaurar la saga en el mercado tradicional de las consolas y hacerse hueco entre un público más adulto fue Bomberman Act Zero para Xbox 360, en el que se cambiaba el aspecto anime de su protagonista por un estilo completamente diferente y más occidental.


También de Hudson Soft recibimos en los 80 otras reconocidas sagas como Bonk, considerado por muchos como la mascota de la Turbografx-16 o PC Engine de NEC, y Adventure Island, uno de los muchos plataformas 2D de la época. Hoy en día ambas franquicias y otras como Dungeon Explorer o Far East of Eden han caído en el olvido o han sido relegadas a juegos para móviles.

Pero no sólo de Bomberman y esas otras sagas vivió Hudson Soft. En la década de los 90 una de sus franquicias más recordadas es sin ninguna duda Bloody Roar. La serie de lucha poligonal, originalmente desarrollada por Eighting, nos proponía un enfoque un tanto diferente a la de los clásicos de la época como Virtua Fighter o Tekken al permitirnos transformarnos en poderosos animales.

Comenzó su andadura en Playstation y contó con alguna que otra secuela durante la generación siguiente. Pese a su potencial y buena recepción en cuanto a crítica con sus primeras entregas, lo cierto es que a partir de la llegada de Wii, PS3 y Xbox 360 ya no pudimos volver a disfrutarla.

El estudio también se hizo famoso por algunas de sus colaboraciones, siendo la más popular de ellas la de Mario Party, actualmente uno de los pilares fundamentales de las consolas de Nintendo. Hudson llegó a encargarse de sus ocho primeras entregas pasando por Nintendo 64, Game Boy Advance, Gamecube y Wii.

Finalmente la saga de minijuegos acabaría en manos del estudio Nd Cube de Nintendo, que se formó a partir de diversos integrantes de la Hudson Soft original. Curiosamente también desarrollaron para la competencia, en este caso SEGA, encargándose de Sonic Shuffle para Dreamcast.


Hudson Soft comenzó a tener problemas financieros a principios de la década de los 2000, momento de debilidad que aprovecharía Konami para hacerse con la mayor parte de las acciones del estudio a lo largo del año 2005. Ambas compañías ya contaban con cierta relación en el pasado gracias a que Konami distribuía en Japón algunos de los juegos del estudio para PC Engine.

Desgraciadamente, en 2012 la compañía acabaría totalmente "engullida" por Konami y su marca se ha perdido entre los estudios internos de la compañía japonesa. Marcas como Bomberman y otros clásicos aún tienen cierta relevancia en el sector móvil pero otras muchas sagas han quedado en el olvido siendo totalmente inutilizadas por parte de Konami, especialmente en Occidente.

0 comentarios:

Publicar un comentario